Mientras estudiaba el bachillerato iba a hacer dibujos con Carme Benet de les Borges Blanques. Allí se me despertó el gusanillo de trabajar el barro y durante estos años me fui presentando por libre en la Escuela de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos de Tàrrega.

A la hora de seguir los estudios elegí la vía de la Ingeniería de Telecomunicaciones, que es todavía a día de hoy a lo que me dedico profesionalmente y que me da una buena cantidad de satisfacciones.

Hacia mediados de los 2012 sentí la necesidad de volver a realizar trabajos artísticos . Realmente, nunca los había aparcado del todo porque la creación ha estado presente en mi vida en todos los ámbitos: en el trabajo diario en el mundo de las IT, en la construcción de muebles, en la transformación de objetos y en todas las actividades que he desarrollado. Es ahora que me doy cuenta que siempre he he tenido un espíritu creativo sin ser consciente de ello.

Trabajar el barro y la madera representa para mí abrir un paréntesis en la vida y focalizarme en el camino hacia un lugar desconocido, donde el camino es lo que disfruto y durante este viaje todo es neutro, no hay bueno ni malo.

La otra vertiente, la transformación de objetos, es más impulsiva que reflexionada y surge de un concepto o bien de la necesidad imperiosa de hacer lo que te pasa por la cabeza y que ya no tiene freno.

Me gusta la fotografía desde los tiempos del blanco y negro donde nosotros mismos montábamos los carretes y positivabamos las fotos. Ahora podemos colgar en la red una imagen , tomada hace un instante, y compartirla inmediatamente.

La mayor parte de técnicas y habilidades que he adquirido están basadas en el descubrimiento de una forma autodidacta y hasta hace poco con los sabios consejos de mi padre.

En esta página web voy recogiendo los objetos que creo y ordenando los mismos para compartirlos con vosotros.

Deseo que os gusten.